Free Wikileaks!

¿Quién debería pagar a los autores?

Esta mañana estuve escuchando lo que RNE considera una tertulia equilibrada sobre el tan traido y llevado asunto del canon digital. Es decir tres miembros de la SGAE y el dibujante Forges contra un voluntarioso Jose María Iñigo al que se le asigno el papel de sparring de todos ellos. No obstante hay que decir que Iñigo mantuvo un papel muy digno en la defensa de la postura de esa inmensa mayoría de personas que pensamos que el canon digital no sólo es injusto, sino incluso sus defensores insultan nuestra inteligencia cuando ponen sobre la mesa tan burdas falacias como las presentadas en este programa, falacias que una y otra vez eran desmontadas por el bueno de Iñigo, pese a no ser ningún experto en el tema, sino como la mayoría de nosotros un simple ciudadano con una inquietante pregunta ¿por qué el estado recauda un canon privado por algo que puede que utilice o puede que no?

Aunque claro como en todas las cosas de esta vida los autores tienen razón en parte y en algo y es que lo confesemos o no, mayoritariamente tanto CDs como MP3 se utilizan para hacer copias privadas de música (lo cual es un derecho de los usuarios no una gracia que ellos nos conceden como quieren hacernos creer) y que gracias al atractivo que supone el poder bajarse música tanto compañías de servicios de Internet como las empresas de aparatos electrónicos han visto multiplicado su negocio. Un negocio que en parte descansa en el trabajo de los autores y que por lo tanto les respondería una parte del beneficio del mismo. Ciertamente los autores tienen razón al reclamar una parte de este beneficio a estas compañías y habría que estudiar una fórmula que les permita cobrar lo que les corresponde, teniendo en cuenta que son parte imprescindible del negocio.

Pero desde luego la formula que ellos están aplicando de ya qué las compañías se desentienden e y no pagan en vez de enfrentarme a ellas voy y me lo cobro de la sociedad es totalmente arbitraria e injusta y tal es así que fuera de las mismas asociaciones de autores difícilmente pueden encontrar a nadie que defienda este canon. Aunque claro, a lo mejor es más complicado enfrentarse a grandes multinacionales que tratar de amedrentar y confundir a pobres ciudadanos acusándolos falsamente de piratas y destructores de la cultura. Para primero se necesita valor, para lo segundo basta con prepotencia y chulería.

3 comentarios:

Manuel Ruda dijo...

Nadie está contra los derechos de los autores ni de que éstos perciban compensaciones por copia privada de sus creaciones. Sí que lo estoy en contra es de la aplicación de un canon indiscriminado e injusto, contra su reparto arbitrario y contra una gestión no pública del mismo. Porque, recuerdo, la SGAE es una entidad privada.
Mas allá de las opiniones, es un hecho irrefutable que el canon no ha detenido la piratería -es más, nos hace a todos responsables de ella- ni compensa adecuadamente a los autores. El canon actual no funciona de la manera que lo plantea la SGAE. Repercute en todo tipo de soportes vírgenes y dispositivos a pesar de que la inmensa mayoría de los usos de la tecnología digital (administraciones, empresas…) no corresponde a copia privada y no tiene ningún sentido que deban pagar este canon.
Creo que es posible encontrar soluciones que resuelvan problemas sin lesionar derechos. Hay que superar esta situación de bloqueo De una parte ciudadanos que se adhieren a la “plataforma de todos contra el canon” frente a una sociedad de gestión (SGAE) cada vez más enrocadas en la defensa del canon. La política no puede ignorar esta realidad y debe aportar soluciones. Los grupos políticos y en especial los de izquierda, les corresponde retomar este conflicto abierto. Si no estaremos dando un paso en falso

Rafa Crespillo dijo...

Creo que otra cosa que no debemos olvidar, es que precisamente esos medios digitales que tanto dinero les hacen perder a "los autores" son los que abaratan increiblemente sus costes de promoción y distribución.
En el caso de la musica, hay albunes que se venden directamente en mp3, y no en cd que son mas costosos de producir.

Es obvio que a casi todo el mundo le gusta descargar musica de Internet, peliculas, etc. pero entonces ¿por qué las impresoras multifunción llevaban un canon de los mas caros?

Con la reforma de la ley recien aprobada los telefonos moviles tambien tendran canon. De la gente que conozco que piratea musica, ninguno lo hace con el movil, y todo el mundo hoy lo usa.

La realidad es que la SGAE es la unica beneficiaria, pues incluso los autores reciben muy poco de lo recaudado. Y con eso el canon se convierte en una especie de impuesto, de esos que los grupos radicales reclaman constantemente.


Respondiendo a Ruda, dire que es logico que le corresponda a la izquierda retomar este conflicto, pues son los que lo han apoyado tal y como lo conocemos, soluciones alternativas no faltan, y pasan todas por que no exista canon indiscriminado.

En mi blog, manejo algunos datos, aunque es un tema de amplia discusion, el escueto articulo es ¿Quieres canon? ... Pues dilo

Manuel Ruda dijo...

Rafa, sin animo de entrar en debates, que no conducen a nada, pero aclararte varias cosas; me refería a “que la izquierda(IU) tiene que retomar este tema”, pues desde IU tenemos una postura mayoritariamente contraria al canon, los militantes . La nueva postura del PP es una buena noticia para el millón y medio de ciudadanos(muchos de IU) que hemos firmado contra el canon, para los que creemos que es una tasa injusta. Es cierto que el canon es una imposición europea, pero Europa sólo dice que hay que compensar a los autores por el derecho a la copia privada, no que se pague a la SGAE con cada teléfono móvil, por ejemplo. Si hay que subvencionar a un sector para que afronte una reconversión, el dinero debe salir de los presupuestos generales del Estado y lo debe gestionar directamente el Gobierno, no un club privado que no revela cómo reparte lo que recauda. Los impuestos deben ser públicos, no privados. Su gestión también.
Espero que esta nueva posición de tu partido dure, pero podían haberlo pensado antes. La actual situación que ahora Rajoy quiere cambiar se originó en el año 2003, cuando el PP gobernaba. La SGAE, tras arrinconar con abogados a los fabricantes de CD vírgenes, logró un ventajoso acuerdo extrajudicial que impuso, de facto, el canon digital. Mientras tanto, el gobierno de Aznar miraba hacia otro lado. No les hubiese costado mucho impedir este abuso: bastaba con una simple orden ministerial, pues la anterior redacción de la Ley de Propiedad Intelectual permitía al Gobierno decidir qué soportes estaban obligados a pagar y cuáles no. No hicieron nada.Hace dos años, en mayo de 2005, presentó en el Senado una enmienda donde se pedía la supresión del canon. La crítica a la SGAE duró poco. Sólo un año después, el Congreso aprobó casi por unanimidad la última reforma de la Ley de la Propiedad Intelectual, donde se consolida el canon digital. El PP votó entonces a favor.
Ahora se presenta como una de propuestas estrella en el programa electoral de tu partido También lo fue en el programa del PSOE, por ejemplo, la ampliación de la ley del aborto y ahora Zapatero, después de cuatro años sin tocar el tema, se conforma con un comité de expertos que estudie si la reforma prometida es necesaria. Hay temas que se tiene la boca muy suelta en la oposición y este de la SGAE es uno de ellos, Es más fácil prometer desde la oposición que cumplir desde el Gobierno. En fin, No hay nada como tener micrófonos.

Archivo del blog