Free Wikileaks!

Promesas descabelladas.

Mi episodio favorito de Los Simpsons es aquel en el que Homer (el padre) gana unas elecciones a inspector de basura y gracias a su gestión consigue hacer que tenga que abandonar el pueblo. Un episodio magnífico, en el cual, en media hora, se hace un repaso general de las miserias de la cultura occidental, desde la política al medio ambiente, pasando por el consumismo y sus consecuencias. En fin, una joya que nadie debería perderse. Últimamente me ha venido a la cabeza ese episodio al pensar en nuestro nuevo alcalde y su equipo de gobierno. En concreto una escena en la que Homer está tremendamente ocupado hablando por teléfono en su despacho y al entrar sus hijos estos muestran su asombro por ver a su padre trabajar tan duro, a lo cual Homer responde : “tengo que estarlo, papa hizo muchas promesas descabelladas y ahora tiene que cumplirlas”.

Algo parecido parece haber ocurrido con nuestro nuevo alcalde y su equipo en estos dos meses en los que han comprobado como resulta difícil no ya cumplir promesas tan descabelladas como la de firmar en una semana las licencias del barrio los Naranjos, o abrir una piscina ruinosa antes del 5 de Julio. Sino que además el problema endémicos de la seguridad en nuestro pueblo, aquel que tan rápidamente y fácilmente ellos iban a solucionar (según panfleto electoral) se ha manifestado con especial virulencia en los últimos días con los actos vandálicos de quemas de coches en el barrio del instituto y la agresión a un vecino en la feria de La Ventilla. En resumen, al igual que al más famosos ciudadano de Springfield, a nuestro alcalde, la realidad parece haber golpeado fuertemente y ahora despiertan del sueño que le prometía un puesto de trabajo cómodo como político para comprobar que dicho sueño se ha cumplido para convertirse en pesadilla.

Y es que, como dijo alguien, la realidad es muy tozuda y casi nunca se amolda a nuestros proyectos. Máxime cuando estos no nacen de la reflexión, del conocimiento y de la planificación, sino del hecho de que abrir la boca y prometer cualquier cosa resulta muy fácil y que apuntarse a una lista para conseguir una colocación como concejal en vez de buscar trabajo también. Cuando algo se hace así, en vez de contar con un programa, quizás más modesto pero que parte de la realidad y con un equipo de gente que en vez de buscar una colocación buscan servir al pueblo y ha sido elegida por su capacidad, el resultado no puede ser otro que el que estamos viendo.

Vistos estos dos meses, se presenta un mandato muy duro para el nuevo equipo de gobierno, un mandato en el que su peor enemigo no van a ser la oposición sino ellos mismos por su falta de preparación, su ingenuidad de novatos, la falta de vocación política de los concejales (en el sentido de servicio publico) y sobre todo las promesas descabelladas que su jefe hizo y que ahora se les vuelven como bumeranes.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Juan.

Me alegra saber que vuelves a escribir en tu blog, deduzco de tu gran articulo, es que al nuevo de gobierno en 65 dias conoces su principio y su final, espero que cuando esas promesas descabelladas se produzcan en hechos, no rectifiques y no llames hechos descabellados, por ejemplo seria un hecho descabellado la apertura de Santa Magdalena.

Saludos

Rafa Crespillo dijo...

Creo que es muy obvio que la bulla de promesas por cumplir les iba a llegar a este grupo de gobierno. A mi personalmente no me sorprende. Otro cantar son las aptitudes que se están mostrando, en unos casos erráticas y en otros dramáticas. Aunque la fuente de ambas consecuencias sea la misma: la falta de decisión y firmeza.

Anónimo dijo...

yo creo que este articulo te lo publicaran en El Olivar(perdon,en El Colonial)me ha traicionado el subconsiente.

coco dijo...

sin duda, se lo publicaran

Vladimir dijo...

Juanito haciendo amigos

Anónimo dijo...

juan que mala es la gente, cuando hablas verdades como puños,todos te lapidan. Pero una cosa te digo, tu sigue asi que por lo menos eres el unico que tiene los santos huevos de decir lo que piensa, aun equivocandote en algunas ocasiones. Animo juan y demuestrale a estos sociolistos, que es la claridad. eres un monstruo

Archivo del blog