Free Wikileaks!

Las perplejidades del ciudadano Ramón.

Parece ser que el sentido común no es tan común como creeríamos, pues no hay más que ver la de veces que nuestro actual equipo de gobierno lleva cosas a los plenos para que se las tiren para atrás; cuando el mero sentido común llevaría a cualquiera a tratar de negociarlas antes de llevarlas a pleno para poder sacarlas adelante. Si grave fue el asunto del PGOU que tuvo que ser retirado por dos veces, más escandaloso es que tras semejante fiasco, los presupuestos municipales hayan sido rechazados (¡como no!) dos veces. Pero lo peor no es que el equipo de gobierno municipal esté empeñado en demostrar su humanidad tropezando una y otra vez sobre la misma piedra, sino la reacción de este mismo equipo y de las personas de su entorno después de que se produzcan dichos tropiezos.
En este caso que nos ocupa, el de los presupuestos, destaca la reacción del, como él se llama a si mismo, “ciudadano Ramón Cuesta”; el cual nos habla el miedo que le produciría que cualquiera de los tres grupos de la oposición o una combinación de los mismos entrara a gobernar, pues no saben de presupuestos tanto como él, como demuestra el hecho de no haber visto lo necesarios que eran estos presupuestos en este momento cosa que él (que es repartidor de carnés de ignorante) así lo certifica en un artículo que ha sido ampliamente difundido por los militantes olivistas como el artículo definitivo en materia presupuestaria. Y no es para menos, ya que no todos los partidos tiene entre sus filas un economista para que les ilustre (lo normal es que se tengan varios). No obstante, quizás el ciudadano Ramón debería hacer unas cuantas reflexiones antes de ponerse con tanto entusiasmo a repartir los carnés de ignorante:
En primer lugar debería pensar como puede explicar que si tan necesarios son los presupuestos que sin ellos no se van a poder hacer infinidad de cosas tan normales en el día a día de un ayuntamiento como son: pagar a los trabajadores, mantener los servicios de limpieza, pagar la luz, contratar personal, etc. (¡Vaya! sólo le faltó decir que el AVE no saldrá a su hora), ¿cómo se las habrán apañado en el ayuntamiento de Fuente Palmera para hacer todas esas cosas desde el uno de enero hasta el día de hoy? es más ¿como se ha apañado para hacerlo en todos los años en que no se ha aprobado un presupuesto, sino que se han prorrogado los anteriores? Este es un fallo en su argumentación que se le escapa a nuestro ilustrado ciudadano y a mi me da la sensación de que con este argumento lo que ha buscado son dos cosas: en primer lugar asustar a la gente (sobre todo a los trabajadores municipales) y segundo buscar una excusa para explicar porque algunos de estos servicios no funcionan, excusa que sólo les cubriría un mes y medio de los cuatro años de legislatura.
En segundo lugar, en cuanto al tema de las inversiones que no podrán hacerse; ya saben ustedes: Santa Magdalena o la Sagrada Familia del sur, el polígono industrial, el PGOU y otras cosillas que presuntamente necesitan de estos presupuestos para ser acabadas en lo que queda de legislatura. ¿Acaso piensa el señor Cuesta que su gente va a terminar en un mes y medio que faltan para las elecciones todos estos proyectos que llevan prometiendo acabar desde hace por lo menos tres años y que al día de hoy se encuentran tan alejados de su finalización como la primera vez que los prometieron? ¿O acaso es que piensan los cerebros del olivo que esta puede ser una buena forma de convencer a la gente de por qué no están hechas estas cosas? Otra vez excusarse y culpar a los demás.
En tercer lugar, me parece especialmente demagógico que el ciudadano Ramón pretenda conocer las intenciones de todos. Por ejemplo al sugerir posibles pactos postelectorales de IU o presumiendo que ellos son los únicos que defienden los intereses del pueblo, y que los demás sólo defienden intereses de partido (¿donde habré oído esto yo antes?). Olvida el ciudadano Ramón que hasta ahora, y desde que entró el gobierno del Olivo, en más de una ocasión han sido esos de IU de la colonia, o sus compañeros de la diputación, los que han tenido que echar algún capote que otro al equipo de gobierno. Capotes sin los cuales, no sé yo si habrían salido adelante esos que ahora interpretan tan alegremente las intenciones de los demás y hacen cábalas sobre futuros pactos contra un pueblo al que sólo ellos creen estar legitimados para representar (¿a quién conozco que antes hiciera eso también?).
Por otro lado dentro de un mes y medio tendremos elecciones y un nuevo gobierno municipal el cual será el encargado de aprobar el presupuesto no sólo de este año, sino de los que le seguirán. Y teniendo esto en cuenta que quizás no haya mayor acto de prepotencia que pretender dejar impuesto un presupuesto a los que nos siguen para que tengan que gobernar como nosotros queramos, salvo la de creerse único interprete de la voluntad popular, no parece muy razonable lo de traer el presupuesto en este momento, como si uno creyera que sólo él puede ganar las elecciones.
En fin, puede ser que el resto seamos unos ignorantes en materia presupuestaria, tal y como el ciudadano Ramón señala. Pero claro, nosotros no fuimos a la facultad de economía. En cambio, él no sé que excusa tendrá, pues no parece saber tampoco gran cosa de presupuestos cuando sus mejores argumentos son los que expone en su articulo. Ciertamente, como dice Francisco López de Ahumada: “Ramón pone a pensar”(sic.). Que cada cual entienda la frase como mejor le parezca.

2 comentarios:

Rafa Crespillo dijo...

Es obvio pues, que la celeridad por presentar presupuestos no responde a una necesidad del pueblo, y sí responde a una necesidad particular de tipo partidista, y por lo tanto habían de ser rechazados con rotundidad.

Anónimo dijo...

Diario Córdoba

El PGOU sale adelante con los votos de IU y PSOE y la abstención de PP y PA
10/05/2007
El Pleno de la Corporación Municipal de Montilla acordó anoche la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana de esta localidad, con los votos favorables del grupo de gobierno de Izquierda Unida y del grupo municipal socislista. Los reprsesentantes del de Partido Popular y Partido Andalucista decidieron abstenerse.
Francisco Romero destacó la importtanci del Pgou para "garantizar la competitividad de Montilla con respecto a sí misma y al territorio". Añadió que "las actuales normas presentan muchas limitaciones que responden a patrones urbanísticos y normativos anticuados". El proyecto aprobado anoche inicialmente, constituye "una norma clara y definida, aunque siempre cabrá la posibilidad de interpretarla por parte de la administración".


Señor Segovia, ¿esto no es oportunismo electoral?. Seguramente no, porque en este caso quien gobierna el Ayuntamiento es Izquierda Unida.
¡VIVA LA COHERENCIA!

Archivo del blog