Free Wikileaks!

FUENTE MARBELLA.

Últimamente, a raíz de la presunta venta de zonas verdes de nuestro pueblo, son numerosas las comparaciones que se hacen entre este caso y el de Marbella. Y ciertamente, las semejanzas son enormes. Tanto en un caso como en otro se trata de presuntos delitos urbanísticos por construirse casas donde legalmente no se podía. En ambos casos también destaca la presunta sensación de impunidad con la que los gobernantes de turno administraban la cosa pública; actuando como si dentro de su pueblo fuesen señores absolutos y no existiera más ley que su voluntad; y finalmente también coinciden en que los exalcaldes de un municipio y otro parecen padecer lo que podríamos llamar el síndrome del caudillo, que padecen aquellos que como Franco confunde la oposición a su persona como un ataque al pueblo, y que observamos claramente en estos dos casos cuando los denunciados acusan a los denunciantes de dañar el prestigio del pueblo atacándolos a ellos; cosa que, al parecer, no les preocupaba cuando gobernaban y presuntamente replanteaban urbanizaciones al margen de toda norma urbanística.
No obstante pese a tanta semejanza entre uno y otro, resulta paradójico el que ambos sean tratados de forma tan distinta por nuestra Junta de Andalucía y los medios que le son afines por una única diferencia entre ambos consistente en que aquellos pertenecían a un grupo político pequeño, surgido al calor de un sujeto tan pagado de si mismo que puso a su partido el mismo nombre que el tenía: GIL; mientras que estos se han parapetado siempre bajo las siglas del todo poderoso PSOE de Andalucía; y esta diferencia es sustancial ya que mientras que allí la Junta de Andalucía y el mismo PSOE se erigen en los paladines del ciudadano que luchan contra el dragón de la corrupción urbanística, mientras que aquí parece ser que hay que pedir perdón por atreverse a denunciar esas mismas cosas en la persona de un ex-alcalde socialista y actual asesor del presidente de la diputación de Córdoba; Así pues resulta lamentable que el PSOE cuando se presentan este tipo de casos utilice la doble moral de tal forma que lo que critica en Marbella como corrupción lo defiende en Fuente Palmera como gestión y encima acusa al equipo de gobierno actual de tratar de tapar una supuesta falta de gestión con la denuncia de estos hechos y contraponiendo a este modelo, el modelo de gestión socialista cuyas esencias parecen estar en la cercana población de La Carlota (Cuyo alcalde al parecer también compro zonas verdes en Fuente Palmera y lleva en su propio pueblo una doble vida de Alcalde y promotor urbanístico menos mal que es socialista, porque sino sería una doble situación harto sospechosa).
Cuando los dirigentes del PSOE de nuestra provincia defienden ese modelo de gestión municipal socialista, uno no puede evitar preguntarse si dentro del mismo también incluyen como ejemplo la labor de un gestor tan competente como Antonio Guisado que aparte de hacer desaparecer el patrimonio municipal en menos tiempo del que David Copperfield necesita para hacer lo propio con la estatua de la libertad; nos ha dejado un legado de 10 millones de euros en deudas con todo el que se ha acercado al Ayuntamiento (desde la seguridad social a proveedores de casi todo) y que fruto de su abnegada y transparente labor tenemos en los juzgados de posadas asuntos tan suculentos como el del polígono los fruteros, los premios de cobranza, la carpeta azul y ahora además la venta de zonas verdes. Si ese es el modelo de gestión que según el PSOE hay que seguir la verdad es que El Olivo en mi pueblo lo está haciendo de puta pena. Con actitudes como esta, la lucha contra la corrupción se torna imposible ya que si el principal partido político de Andalucía practica esta doble moral tan descarada que le lleva a ocultar los casos propios mientras trata de hacer ver que el problema sólo lo tienen otros, esto lleva inevitablemente a los ciudadanos a tomar como conclusión que la corrupción es algo consustancial con la política y que ya se apañarán entre ellos para taparla. Si después estos políticos se quejan de que los ciudadanos tienen una mala imagen de ellos, que piensen que quizás han hecho algo para ganársela.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

Anónimo dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Archivo del blog