Free Wikileaks!

Toman la frontera en Huelva para denunciar la impunidad del tráfico de mujeres y niñas en Europa.

Los Movimientos Democráticos de Mujeres de España y Portugal denuncian en un manifiesto conjunto que las zonas fronterizas entre ambos países se están convirtiendo en verdaderos paraísos de explotación sexual ante la pasividad de sus respectivas autoridades nacionales y de la UE.

La explotación sexual y el tráfico de mujeres es un negocio que mueve 32.000 millones de Euros al año, un negocio que en Europa se sustenta sobre sobre la violación sistemática de los derechos humanos de 140.000 mil mujeres y niñas que con toda impunidad son usadas como mercancía sexual a poca distancia de donde cualquiera de nosotros va a trabajar, hace sus compras o sale una noche de copas. La explotación sexual está frente a nuestras narices y si no la vemos es porque no la queremos ver.

Con el objetivo de denunciar esa facilidad que las máfias encuentran para sus actividades en una Europa más preocupada por perseguir y criminalizar a la mujer explotada sexualmente que en poner coto real al problema, tuvo lugar el pasado Sábado 28 de noviembre un acto reivindicativo internacional, organizado por el Movimiento Democrático de Mujeres y su homólogo portugués, “Movimento Democrático de Mulheres” y que se realizó a ambos lados de la frontera hispano-portuguesa.

El acto que comenzó a las 13 horas con una concentración en la Plaza de la Laguna de Ayamonte, donde se reunieron varios centenares de personas, y tras una breve intervención de Isabel Lozano portavoz del Movimiento Democrático de Mujeres, Regina Marques, responsable de relaciones internacionales del Movimento Democrático de Mulheres y la parlamentaria andaluza y secretaria política del PCA de Córdoba, Alba Doblas, que en su intervención contextualizó el tráfico de mujeres y la explotación sexual en un contexto más general de agresión a las mujeres, propiciado por la sociedad patriarcal.

Tras esta intervención los participantes al acto cruzaron la frontera con portugal, para una realizar una toma simbólica de la frontera, en la que se dió lectura al manifiesto en ambas lenguas, por parte de Sandra Benfica, coordinadora del proyecto Romper Silêncios y la Parlamentaria Andaluza por Sevilla Marina Segura.

Archivo del blog