Free Wikileaks!

Mayoría silenciosa.

Esta Mañana hemos conocido la noticia de que tres miembros de una familia de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), el padre, la madre y una hija de 15 años, han muerto por una intoxicación alimentaria provocada por comer alimentos caducados de la basura, mientras que otra hija de 13 permanece gravemente enferma en el hospital. No es una noticia aislada o sorpresiva ya que cada día en nuestro país mucha gente tiene que buscarse la vida en los contenedores, sólo era cuestión de tiempo que alguien muriera. Como es esperable que muera gente por falta de un diagnostico precoz de alguna enfermedad por culpa de los recortes, o directamente por falta de asistencia sanitaria. Como tampoco es casual que muriera hace poco una persona por hambre o como no seria algo fortuito ni extraño que este invierno alguien muriera de frío porque el banco le echó de su casa.

 Alguien muere y alguien gana, esa es la lógica de la sociedad capitalista. Ciertamente estas son las duras caras de la moneda de un sistema político y legal hecho a la medida de una clase social dominante que día a día se enriquece y que a encontrado en la crisis una magnífica excusa para, en nombre del sacrosanto mercado, acelerar su programa de desmantelamiento de cualquier vestigio de justicia social que pudiera haber habido nunca en un sistema político, el capitalismo, que dicho sea de paso nunca fue muy dado a la justicia social. Y mientras esto ocurre, pese a que muchos protestan, se organizan y luchan, la gran mayoría de los ciudadanos permanece silenciosa.

Decía Martin Luther King: ""No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos". Es una vergüenza vivir en un país donde mientras ocurre todo esto la mayoría silenciosa permanece silenciosa. Y no basta con insultar desde el salón de tu casa a los políticos, a los banqueros o al resto de sinvergüenzas que se aprovechan de esta crisis en beneficio propio, no basta con mandar un tuit con una noticia y hacer comentarios más o menos irónicos, más o menos mordaces o más o menos duros. No basta con darle al me gusta del Facebook, ni con mandar un wassap a tus amigos con Rajoy con nariz de pinocho. Todas esas cosas no sirven para nada mientras no te organices, no participes de la lucha seguirás siendo parte de esa mayoría silenciosa que por omisión es cómplice de aquellos violentos, corruptos y deshonestos a los que hacía referencia el doctor King.

Archivo del blog